top of page
  • Foto del escritorAna González Vañek

CAPILLA BUFFO. UN LAZO ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA

"Donde el suelo tiene una alfombra de nubes y el cielo nos dice que el amor,

siempre que los amantes lo alberguen en su espíritu, será infinito"


Eugenia Paez - La Luz de Buffo



Un monumento al amor. Así le llaman a esta maravillosa obra ubicada a sólo 7 km de Unquillo (Córdoba, Argentina), construida por el científico, docente, pintor y artista italiano Guido Buffo (1885-1960) en homenaje a su mujer y a su hija, muertas por tuberculosis a temprana edad: Leonor Allende, la primera periodista cordobesa, y la hija de ambos, Eleonora.


Conocí la Capila Buffo gracias a mi amigo Lucio, de la ciudad de Córdoba, pocos días después de la partida de Luis*, quien no sólo nació en Unquillo sino que amaba muy especialmente este lugar.


Como si el amor del espíritu se hubiera materializado en el momento justo, la capilla es una obra de arte sublime cuya belleza trasciende lo humanamente imaginable. Sus colores que oscilan entre el blanco, el azul y el dorado envuelven símbolos alquímicos, pinturas renacentistas y poemas en latín, y el altar representa a las religiones católica, judía y musulmana. La cúpula refleja la luz del sol en los rostros de las amadas mujeres de Buffo y en el piso del lugar se aprecia el diseño de la ubicación de los planetas tal como se hallaban el día de la muerte de Eleonora.


Nuevamente confirmaba que las coincidencias no existen, más aún cuando Karina Rodríguez, directora de la Fundación Guido Buffo, me invitó a colaborar con ella y a poner la voz de mi alma en este significativo poema de Eugenia Paez, escrito para Leonor. Tantas sincronías y señales luminosas me mostraron la importancia de dar a conocer este espacio donde el arte, el amor y la espiritualidad confluyen.


Te invito a disfrutar la hermosa entrevista que hicimos con Karina Rodríguez.


*Luis Biasotto, bailarín y coreógrafo argentino (1972, Unquillo - 2021, Córdoba)


Fotografía - Gentileza Karina Rodríguez


AGV: -¿Cómo nace la Fundación Guido Buffo: Ciencia, Educación y Arte?


KR: La Fundación Guido Buffo: Ciencia, Educación y Arte nace por el deseo de unir redes para cumplir la voluntad que él dejó plasmada antes de donar todos sus bienes al Ministerio de Educación de la Nación en el año 1950, y que fue ignorada. Buffo deja escrito en su Acta de Donación que debe formarse una Fundación para “asesorar” a todas las instituciones que hagan uso de este territorio de 35 hectáreas junto con lo que en él se haya enclavado. En el año 2015 un llamado interior moviliza a varias personas para proteger este legado y generar acciones para ordenar, equilibrar y armonizar estas fuerzas. En el año 2016 nace la Fundación Guido Buffo: Ciencia, Educación y Arte, como un motor impulsor donde cada uno de los engranajes se mueve sólo por las buenas voluntades e intenciones en acción. Es por ello que se van tendiendo vínculos donde cada uno de los que se sienta parte de este útero, pueda comunicarse para fecundar sus sueños. La Fundación Guido Buffo, como todo organismo, vive ciclos en los que se producen transformaciones y cambios. Los invitamos a ser parte de este equipo con sus fortalezas y debilidades, con sus dones y talentos, para desarrollar ideas que resuenen con esta Obra.



AGV: ¿Cuáles son los objetivos y actividades principales de la Fundación?


KR: El objetivo es encontrarnos uniendo lazos y vínculos para preservar este legado y expandir la red de inspiración. Estamos aprendiendo a fortalecer las bases para las presentes y futuras generaciones por medio de tres pilares: Ciencia y Tecnología, Educación y Arte. Nos orientamos a la promoción, producción, investigación y actualización de conocimiento en materia educativa, recreativa, artística, científica y tecnológica, como instrumento para el desarrollo integral de la persona, el respeto y el cuidado del ambiente en beneficio de la humanidad, trabajando en conjunto para el desarrollo sustentable, contribuyendo al reconocimiento de la obra del multifacético artista ítalo-argentino Guido Buffo en acciones, con el objetivo de difundir sus estudios e investigaciones científicas geofíscas del péndulo de Foucault e impulsando a la conservación de su obra y la de “El parque Estudiantil de Montaña de Villa Leonor de los Quebrachitos” con su función pedagógica. Se ama solo lo que se conoce, por ello enseñar como eje transversal interrelacionando áreas desde la pedagogía filosófica de Buffo es un paso de salto cuántico. Agradecemos profundamente a las personas que desean rescatar este espacio y lo hacen de manera activa encontrando en Buffo un eje para trabajarlo en equipo en diferentes áreas disciplinarias como identidad y convivencia, periodismo, teatro, danza, artes visuales y plásticas… Tenemos la convicción de que dará su fruto en los valores, en la pureza de las acciones, en la movilización de nuevas producciones. Estamos para sumar esfuerzos, así, nuestras voces lleguen a ser escuchadas por quienes hoy tienen el poder de tomar decisiones que sin duda van por vías jerárquicas, allí también ha de haber seres disponibles. Tenemos que unirnos construyendo participaciones, encontrando los engranajes que nos faltan para movilizar al municipio, a la gobernación, a la nación, a la UNESCO… convencidos de que sumados mediante la difusión de la obra de Guido Buffo, más personas podrán llegar a conocerla, amarla y así nos iremos aliando con un mismo fin: ¡Rescatarla para lo que fue creada! Ya que su obra es un legado a la humanidad.


AGV: ¿Cómo describirías tu relación con el legado de Guido Buffo?


KR: Con Guido Buffo nos une el Amor, que despierta en nuestra adolescencia al conocer la Capilla. Es una afinidad interna que moviliza a nuestros espíritus con la necesidad de continuar un proceso evolutivo. Con Gustavo A. Díaz hace más de 30 años damos a luz las investigaciones realizadas publicando “Yo, Guido Buffo”, que tras la segunda edición ampliada se tituló “Guido Buffo y el templo del péndulo”; “El Manuscrito de los sueños” y “Guido Buffo y el Templo de la Transformación” destacando su vida y la de sus seres amadas. Sus conocimientos, enseñanzas, obras, mensajes; sus deseos explícitos. La búsqueda es un camino eterno, un proyecto que nos impulsa a SER. Guido Buffo plasma la síntesis de sus conocimientos en su Obra dejando pistas y nos expresa la inspiración de la conexión: un despertar interior, la activación de nuestra energía con nuestro Propósito Sentido.



AGV: ¿Por qué la Capilla Buffo es considerada un "monumento al amor"?


KR: El Amor es la conexión con la divinidad del SER; es el lazo que nos une eternamente y nos convierte en inmortales a través de su energía. La Capilla Buffo nace de un proyecto como Cripta Familiar Buffo - Allende para cumplir un deseo a su hija, y se transforma en la alquimia de la muerte al renacimiento, del vacío a la plenitud, del dolor al amor. Durante el proceso de creación, Buffo fue inspirado para traer el Cielo a la Tierra. Cada uno le puede llamar como desee. Guido la llamó Estación Geofísca Tripendular, otros Capilla, Cripta, Mausoleo, Monumento… La vibración con que a todos nos atrae como imán es la más alta con la que fue concebida por su creador: El Amor infinito, incondicional.


AGV: ¿A qué factores atribuirías el escaso conocimiento público de este lugar?


KR: Este espacio es como un Faro para la humanidad. Su luz es intermitente y se llega a ella por una búsqueda, ya sea espiritual, turística, educativa, inquietante, de curiosidad, atracción, cercanía o bien porque es el final del camino y el principio del encuentro. Siempre estuvo a cargo del estado público por lo cual todos los cambios del sistema que el país ha tenido desde 1950 hasta el presente, los ha vivido junto a las generaciones. La brecha no es el conocimiento sino la ignorancia, por lo tanto, insisto: se ignora lo que no se conoce. Los factores son múltiples de acuerdo al punto de vista del observador; puedes ser víctima o protagonista. Buffo nos enseña a ser héroes de nuestra historia. Hay que dar vuelta esta página para que la luz llegue a todos los océanos y mares.


AGV: ¿Qué entendés por comunicar a través del arte y cómo vincularías esto con el propósito de Guido Buffo? KR: El arte es inspiración, es la conexión con el Universo, el lenguaje del espíritu, es sanación, es la expresión del Alma, es un canal que resuena en el latido de nuestro cuerpo: la danza, el teatro, la poesía, la pintura, el dibujo, todos son reflejos de procesos creativos que tienen la energía de la manifestación: la semilla. Germinamos en manifestaciones artísticas. Dijo Guido Buffo: "¡Jóvenes artistas y futuros artistas! ¡Confiad en vuestros ideales! ¡En los propios! Pues los ideales no son cosas que puedan pedirse prestados a nadie, ni que puedan llegar de otras partes que no sea de la propia consciencia. Y recordad: Uno es lo que es. Pero uno debe querer ser lo que quiere ser. De no procurar querer ser a su modo, es abandonarse a la fatalidad." Guido Buffo trasciende a través del arte, alineando su mente, alma y espíritu, resplandeciendo la naturaleza y esencia de las cosas.


AGV: Considerando los grandes cambios que atraviesa nuestra humanidad ¿cómo podría, la obra de Guido Buffo, invitarnos a cocrear un nuevo mundo?

KR: Vivimos una oportunidad única para cocrear. Durante el año 2020 la Capilla estuvo cerrada por protocolos al público. Aún así, estuvimos materializando sueños: se realizó la Instalación del Menhir en conjunción a todos los astros como homenaje a Guido Buffo, a nuestros ancestros, y en un intento de conectar nuestro vínculo con la Naturaleza yendo de la Tierra al Cielo. El núcleo en el Humano es el Corazón; éste conecta con los lazos que el Plexo Solar construye para Ser. Este tiempo es una oportunidad que nos invita a volver al eje, al equilibrio para ordenarnos, y en esa búsqueda se activa nuestra divinidad que nos conecta con la naturaleza. Esta obra, desde su punto cero, tiene un orden basado en el número dorado. Todo es una sola Unidad y SOMOS UNO. Somos el Universo. Nos sentimos tan atraídos por sus luces y sombras, porque podemos encontrarnos en cada patrón; estamos abriendo las puertas a todas las dimensiones que están en nosotros mismos. A veces necesitamos recordar (volver a pasar por el corazón) y allí están todas las pistas plasmadas. Desde la Fundación queremos inspirar el desarrollo de los vínculos más sanos, que nos permitan evolucionar como humanidad, desde un lugar más amoroso, respetuoso y en armonía con toda la vida. Guido Buffo los llamaba lazos invisibles y hoy éstos, se están haciendo visibles.


La Luz de Buffo

Ella vendrá a su templo de canto al amor eterno

Un sendero poético serpenteado por un río la ayudará a llegar

Ella vendrá porque todos tenemos una casa donde queremos regresar, donde conservamos la ilusión siendo sutil elogio a la imaginación

Y es ahí cuando el universo se vale de dos flores y cardo santo

Así el destino no puede forzar a separarlos

Ella vendrá porque un corazón amante se vuelve alquimista para iluminar entre todos el rostro amado

Hay señales capaces de cruzar océanos y conservarse dando vuelta un corazón,

de sentir campanas donde no las hay, de tararear una canción de la alegría escrita capaz de vencer la más cruel de las tristezas

Ella vendrá cuando septiembre la llame al rincón de las sierras cordobesas, donde el suelo tiene una alfombra de nubes y el cielo nos dice que el amor, siempre que los amantes lo alberguen en su espíritu, será infinito


Poema de Eugenia Paez





Fundación Guido Buffo: Ciencia, Educación y Arte


Fotografías: Gentileza Karina Rodríguez



Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page